Una nueva forma de entender el cáncer

Encontrarse con la naturaleza para sentirse bien

Categoría: Apoyo emocional

¿Sufres de ansiedad durante tu proceso oncológico o por el proceso que atraviesa un familiar? ¿Te sientes con un alto nivel de estrés, fatiga crónica, presión alta o debilitad@?

 ¡Date un baño de bosque!

 

Los últimos estudios científicos confirman lo que ya sabíamos: la práctica del Shinrin-yoku o Baño de Bosque tiene beneficios saludables para el cuerpo y la mente. Indican que pasear entre los árboles actúa a modo de medicina, sin efectos secundarios y con coste cero para las administraciones.

La llamada medicina forestal, ha llegado también a nuestro país y se investiga para aportar más conocimiento sobre cómo los bosques son una fuente de salud.

 

CÓMO PUEDES TOMAR UN BAÑO DE BOSQUE

Consiste en pasar un tiempo en el bosque,cuanto más antiguo sea, mayor cantidad de fitoncidas (compuestos volátiles anticancerígenos que fortalecen el sistema inmunitario y cuyo efecto sobre el organismo a medio y largo plazo es mucho mayor de lo que se había podido imaginar)

Todas las actividades que ayuden a conseguir un estado de conexión contigo mismo y con el entorno son bienvenidas. Así de sencillo!!

Puedes realizar ejercicios de respiración, relajación, meditación, mindfulness, hacer taichi o yoga.

 

SUS EFECTOS TERAPÉUTICOS

Ganar en salud y bienestar, y prevenir la enfermedad, es en resumen de lo que aporta el tomar unos «baños de bosque».

Los beneficios psicológicos también han sido corroborados por los estudios de medicina forestal. Se relacionan, sobre todo, con la disminución de las emociones negativas: bajan los niveles de ansiedad, los síntomas asociados a la depresión, a la fatiga…

 

1. DISMINUYE EL CORTISOL Y EL ESTRÉS

 

Entre los que lo practican, con los cinco sentidos activados plenamente, los niveles de la hormona cortisol descienden sobre un 12%. Esta práctica mejora el ánimo y baja la ansiedad.

2. BAJA LA TENSIÓN ARTERIAL

 

Mientras se camina entre la naturaleza, con una actitud contemplativa, los sonidos y los olores que se perciben provocan una activación suave del córtex prefrontal y del sistema nervioso autónomo, a la vez que disminuye la tensión arterial. Todo ello contribuye a un estado de saludable bienestar y de relajación.

 

3. UN BUEN PROTECTOR DEL CORAZÓN

 

Dos científicos de la Chiba University, de Tokio –Miyazaki y Juyoung Lee– han estudiado los beneficios del contacto de la naturaleza a todos los niveles para nuestra salud.

El estudio afirma que entre los que practican el Shinrin-yoku hay un descenso del 5,8% en los infartos.

 

4. ALIVIA EL DOLOR CRÓNICO

 

El equipo de investigadores coreanos liderados por el Dr. Han analizaron el efecto de los baños de bosque en pacientes que padecían de dolor crónico, fatiga crónica o fibromialgia. Se evaluó la efectividad de un programa de baños de bosque unido a otras actividades complementarias (relajación, musicoterapia…), y se comprobó que los participantes obtenían mejoras psicológicas con disminución del dolor y mejora del estado de ánimo.

 

5. FORTALECE EL SISTEMA INMUNITARIO

 

Los estudios del Dr. Qing Li, inmunólogo de la Escuela de Medicina de Tokio, indican que los compuestos volátiles emitidos por los árboles son beneficiosos para las defensas.

Al pasear por un bosque, se respiran estos compuestos que, a su vez, aumentan significativamente la concentración en sangre de las células N.K. (del inglés Natural Killer), un tipo de glóbulos blancos que contribuye a la lucha contra las infecciones y el cáncer.

 

6. MEJORA LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO

 

Después de la terapia forestal se experimenta una mejora en la profundidad, en el tiempo y en la percepción de calidad del sueño.

Se ha comprobado también que si los baños de bosque se llevan a cabo hacia la hora del atardecer, incrementa la mejora en el sueño nocturno en personas con dificultades para dormir, ya que la relajación que se produce por la menor necesidad de oxígeno del córtex cerebral es fisiológica y psicológica.

BENEFÍCIATE DE LOS TERPENOS

La densidad de terpenos anticancerígenos que se encuentran en la atmósfera del bosque varía en el transcurso de las estaciones. Aumenta drásticamente en abril y mayo, y en agosto alcanza su punto máximo. Se reduce un poco durante el otoño y en invierno llega al mínimo.

¿Dónde ‘bañarse’ en España?

Listado del Instituto DKV de la Vida Saludable de 12 bosques españoles para la práctica de ‘shinrin-yoku’. Más información y visitas guiadas en: Instituto de baños de bosque

¿Y qué hacer si no podemos escapar al bosque?

“La ciudad no tiene por qué aislarte de la naturaleza: los parques tienen una función igualmente terapéutica”, asegura José Antonio Corraliza.

 

Y una última recomendación del terapeuta gestalt Michel Abriel: “Sabemos que entre las macetas que cuidamos y nosotros se crea un vínculo afectivo, así que tener plantas cerca es altamente positivo. Y tengamos en cuenta que la aromaterapia, los aceites esenciales e incluso las infusiones son una forma de relacionarnos con lo natural sin movernos de casa”. Naturaleza de bolsillo… ¡sin insectos ni agujetas!

Desde la UE, este tema ha merecido su atención a través del programa COST (Cooperación en Ciencia y Tecnología). La Acción E39 –Bosques, Árboles y Salud Humana– involucró a 160 investigadores de 23 países durante cuatro años.

 

“El objetivo es incrementar el conocimiento de cómo los bosques pueden contribuir a una mayor salud y bienestar. Gloria Domínguez –ingeniera forestal, doctora en sociología y participante en la Acción E39– señala cómo desde el sector forestal y científico hay un cierto acuerdo en los beneficios que el bosque puede reportar a la salud”. “No obstante, desde el ámbito político, en nuestro país no ha habido ningún movimiento al respecto. Ahora las recomendaciones tienen que venir desde la sanidad pública –remarca–. Que el mensaje cale. Y que se apliquen políticas encaminadas a ello. Cuanto más valorado está el bosque desde el punto de vista social y de sus beneficios para la salud física y mental de la población, más se trabajará en la preservación”.

 

“En general, en Occidente el sistema sanitario está diseñado para curar enfermedades. En vez de recomendar salud”, opina el doctor Antoni Fernández Solá, especialista en medicina interna y experto en Síndrome de Sensibilización Central, que también participó en la Acción E39. “La biofilia es la apetencia, la afinidad innata, que tiene el ser humano de estar en contacto con la naturaleza, que es de donde viene, su ambiente originario. En las ciudades muchos de los espacios que hemos creado enferman…”

 

 

[Fuentes:https://www.cuerpomente.com/salud/beneficios-banos-bosque-shinrin-yoku_1735 http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20140808/54412779142/banos-de-bosque.html#ixzz3DZY3KzIo https://elpais.com/elpais/2015/03/09/eps/1425914174_251472.html ]

 

 

 

Andrea Mompó

Terapeuta Gestalt

Contra el Cáncer Cambia el Guion

91 051 59 65

hola@contraelcancercambiaelguion.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.