Una nueva forma de entender el cáncer

¿Qué es la estética oncológica y qué te puede aportar?

Categoría: Estética oncológica

Cuando una persona se somete a un proceso oncológico los tratamientos resultan tan agresivos que afectan de manera directa al estado físico y, como consecuencia, esto ocasiona un impacto social y una repercusión personal en la imagen de la persona afectada que afecta a nivel psicológico.

 

Los tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia generan efectos secundarios en la piel como deshidratación extrema, piel reactiva, labios resecos, erupciones cutáneas, picores, sensibilidad, pérdida del cabello etc.

 

En este punto entra en valor la estética oncológica como una terapia efectiva para recuperar la autoestima y una alternativa para evitar el impacto visual producido por los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer.

 

Si bien es cierto que cuando una persona es diagnosticada de cáncer lo primero en lo que piensa es en recibir lo antes posible el tratamiento, también ocurre que transcurrido un tiempo, cuando los cambios físicos comienzan a tener más presencia en la vida del paciente, la estética oncológica les devuelve la confianza y el amor por su cuerpo. Este “cuidado o autocuidado físico” aporta fortaleza emocional. Al minimizar, en la medida de lo posible, los cambios físicos derivados del tratamiento oncológico, el paciente afronta con más fuerza el tratamiento oncológico, recuperando la confianza en sí misma/o y mejorando su calidad de vida.

 

La estética oncológica abarca el cuidado de la piel tanto antes del tratamiento oncológico como durante y después, teniendo en cuenta el tipo de cáncer, el estadío, el tratamiento recibido y, siempre, bajo la aprobación del médico oncólogo.

 

La estética oncológica no es fácil y no todas las profesionales estéticas están capacitadas para practicarla. Es muy importante asistir a profesionales cualificadas en estética oncológica, investigar y solicitar referencias del centro, y preguntar por una consulta previa para estar segura de que tu elección es la adecuada.

 

Tanto las técnicas utilizadas como los cosméticos para pacientes oncológicos deben restaurar la fisiología de la piel, es decir, aliviar, calmar, hidratar, nutrir y proteger en función de las manifestaciones cutáneas durante todas las fases del tratamiento.

 

Una de las herramientas terapéuticas que más aceptación tienen entre las pacientes es la del maquillaje correctivo, utilizado para corregir imperfecciones, alteraciones pigmentarias, rediseñar cejas y disimular la pérdida de pestañas para que tu piel luzca natural y saludable.

 

Uno de los falsos mitos que conviene desmentir es que los masajes están contraindicados durante la enfermedad. Si los masajes los realiza una persona cualificada, con la presión adecuada, pueden llegar a aliviar las posturas antiálgicas; dolores musculares y pesadez en las extremidades además de mejorar el estado emotivo y mental del paciente.

 

Podríamos decir que una de las partes integrativas en los tratamientos oncológicos es sin duda la Estética Oncológica, ya que permite que la piel del paciente esté en óptimas condiciones para recibir los tratamientos, aportando confort y bienestar, además de devolver la autoestima, el equilibrio y la confianza al paciente, lo que repercute de forma positiva a la hora de enfrentarse a su enfermedad.

 

No olvidemos nunca que cuerpo, mente y espíritu van unidos y que, ahora más que nunca, es el momento de cuidar de ti.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.